Industria Farmacéutica

Hansford Sensors Ltd tiene una amplia experiencia en el diseño y fabricación de sensores de vibración para distintas aplicaciones y puede ofrecer asistencia técnica para aplicaciones específicas. Si desea ampliar información póngase en contacto con nuestro equipo técnico

Las unidades de sistemas HVAC (calefacción, ventilación, Aire acondicionado) son utilizados en una amplia gama de sectores industriales para recirculaciónde aire. Existen numerosas aplicaciones críticas que requieren mantener una calidad mínima del aire, ya que una modificación de la misma conllevaría repercusiones negativas, daños o pérdidas de producción. En la producción del sector farmacéutico, es de obligado cumplimiento mantener unas exigencia de flujo de aire, temperatura y humedad a lo largo de todo el proceso, y por tanto, de los equipos HVAC. Cualquier fallo mecánico originaría un alto coste por pérdida de producción, así como otras implicaciones tales como insatisfacción pr parte del cliente o penalizaciones.

Los equipos HVAC requieren de un exhaustivo control de parámetros tales como el flujo de aire, la temperatura y la humedad. Una disposición típica consiste en un conducto largo de metal provisto de un ventilador, espirales por los que circula vapor o agua caliente para elevar la temperatura o agua fría para refrigerar, y filtros de aire. El conjunto motor-ventilador dispne de rodamientos, eje, poleas y correas.

Es por todo lo anterior que tiene sentido, desde un punto de vista ecnómico, monitorizar los elemento rotativos de los HVAC a fin de que los ingenieros puedan captar, con antelación, cualquier señal que indique cierto grado de degradación de los elementos que conforman el equipo, con un coste mínimo y evitando paradas imprevistas.

Hansford Sensors dispone de una amplia gama de sensores de vibración para esta industria. Los equipos HVAC disponen de un ventilador de aspiración y otro de extracción que pueden ser de transmisión directa o indirecta. En el caso de transmisión directa, se colocaría un sensor de vibración en ambos apoyos del motor. En el caso de transmisiín indirecta, se recomienda colocar otro par de sensores en los apoyos correspondientes a las poleas. Además, y dependiendo de la configuración del ventilador, podrían ser necesarios hasta 6-8 sensores.

Un sistema de monitorizado de bajo coste para un equipo HVAC requeriría sensores 4-20mA (HS-420 Series) montados en los apoyos donde se alojan los rodamientos; los niveles de velocidad podrían transmitirse a un PLC o sistema similar donde pudiera monitorizarse el nivel global de vibración. Esta estrategia es válida para detectan desequilibrios o desalineaciones. Una opción muy común consiste en utilizar conectores M12 con cableado no integrado preparado para conector M12. Otra posibilidad es utilizar sensores de Salida Dual (HS-421 Series) que proporciona no sólo una salida 4-20mA, sino una salida AC que permite recoger la vibración mediante un colector portátil. De este modo podrían detectarse anomalías tales como defectos en rodamientos, holguras mecánicas, además de dar información detallada acerca del grado de desalineación o desequilibrio.

Otro método consistiría en utilizar sensores fijos AC (HS-100 Series) y llevar la señal a cajas de registro localizados en puntos de fácil acceso. Esta estrategia permite recoger información mediante un clector portátil de forma rápida y segura, aunque la señal recogida sólo corresponde al instante de medición. Para puntos con acceso restringido, por ejemplo cerca de las correas, es conveniente utilizar sensores con salida lateral (HS-100S Series). Para el caso de equipos compactos y de pequelo tamaño, podrían utilizarse sensores de menor tamaño (HS-130 Series).

Las cajas de conexión de Hansford Sensors están disponibles para distinto número de sensores y acabados, desde el más económico HS-BE (protección IP55 y adecuado para ambientes limpios e interiores), pasando por los pintados en acero (protección IP66), o las GRP para aplicaciones exteriores o aquellos de acero inoxidable que son obligatorios en sectores como el de alimentación o el farmacéutico.

Existen diferentes métodos para montar adecuadamente los sensores. El acelerómetro tiene que montarse directamente sobre una superficie plana, lisa, sin pintura y que sea de una superficie mayor que la base del propio sensor, libre de aceite o grasa y tan cerca como sea posible de la fuente de vibración, así como con un ángulo de posicionamiento correcto en función de la aplicación.

La medida adecuada puede obtenerse de diferentes modos. La técnica de montaje preferida, cuando las condiciones lo permiten, consiste en taladrar el alojamiento y roscar el acelerómetro mediante roscado. También puede utilizarse una base de fijación roscada a la que se le rosca el acelerómetro. Hay que tener precaución con el par aplicado al sensor para evitar su daño o el de la rosca.

Cuando no es posible taladrar y fresar, por ejemplo por aspectos relacionados con la garantía, se recomienda utilizar adhesivos de contacto. Se pueden utilizar adhesivos epoxy para temperaturas de hasta 100ºC. Hansford Sensors proporciona dicha slución (HS-AA003), que dispone de adhesivo hasta unos 25 montajes.

El acelerómetro requiere ser atado al cuerpo del sensor mediante una abrazadera para evitar que puede moverse en exceso o sufrir tirones y así evitar lecturas anómalas.